Categorías
Inbloggernable

El copywriting y el ego

Hay una cosa que pasa a menudo a los emprendedores que tienen una empresa unipersonal en internet: su propuesta de valor incluye un seguimiento personal a todo el proceso de su proyecto.

Pero cuando te ves desbordado por el trabajo, no puedes abarcarlo todo.

Y entonces el problema es la muerte por éxito.

Gente que trabaja genial, expertos en cocina, en coaching, en fotografía… Perdiendo el tiempo, peleándose con plantillas de WordPress, intentando rankear tal o cual palabra, o buscando sinónimos para llegar al corazón de su cliente ideal.

Y he dicho “perdiendo el tiempo”, sí, porque si lo tuyo es la nutrición, la fotografía o yo qué sé, el rendimiento deportivo no deberías restarle tiempo a eso, para dedicárselo a otra cosa en la que vas a tardar más y lo vas a hacer peor que un profesional.

Puede resultar ofensivo, pero a veces la verdad duele.

Y prefiero decírtelo así, y que dejes de perder dinero.

Si te está pasando esto déjame contarte un secreto: hay muchos profesionales de esos que asocian su propia identidad con una marca y da la sensación que abarcan todo y todo lo hacen bien. Es mentira en un gran porcentaje.

No, no son unos estafadores.

Han hecho bien su trabajo. Han crecido. Y se han centrado aún más en lo que saben hacer.

Porque para el resto estamos nosotros.
Los que nos dedicamos a la escritura, somos como el backoffice de tu web. No se nos ve.

Si crees que tu web no convierte lo suficiente necesitas un copywriter. Si no puedes dedicarle tiempo a tu blog, necesitas un redactor.

¿Y sabes qué?
Yo soy ambas cosas.

Y si escribo para ti, aprendo a hacerlo tal y como lo harías tú. Y nadie tiene por qué enterarse.

Así que si quieres que escriba para tu proyecto, ponte en contacto conmigo. Si antes quieres ver por qué textos podemos empezar, puedes hacerlo aquí.

Un saludo,
R.

PD: Antes de escribir para ti, me esfuerzo mucho en conocerte. Por eso escribiré como lo harías tú y no se percibirá ni rastro de mí