Categorías
Inbloggernable

Diferencias entre un post, un email y contenido de valor

Lo que yo escribo no es un post.

Aunque lo publique como un artículo de un blog. Esto que estás leyendo no es un post.

Un post tiene ciertas normas, ciertas estructuras.

Esta configuración ayuda al lector a no perder el hilo aunque lea en diagonal y además facilita que Google entienda de qué va lo que haces y qué quieres decir.

Estas líneas están pensadas para enviarse por email.
No requieren mucha atención y no roban más de dos minutos de lectura.

¿Contienen valor?
Yo creo que mucho.

Explico cosas que vas a entender sin necesidad de analizar nada. Son cosas que yo domino.

No te voy a dar fórmulas mágicas que funcionan seguro.
No creo que nadie pueda hacer esa afirmación sin que le crezca la nariz.

Podría hacer un post sobre cómo aplicar la fórmula PAS en tu carta de ventas.
Podría hablarte de la historia de la persuasión, desde las técnicas de retórica de los antiguos griegos hasta los actuales publicistas.
Podría darte una lista de las 20 fórmulas para tus títulos que obligan a hace clic.

Pero de eso ya vas a encontrar a patadas en la red.

A mí me basta con entretenerte dos minutos y que sepas que las cosas se pueden hacer bien y de manera sencilla.

No milagrosa, pero sí eficaz y de largo recorrido.

Son cosas que viene bien tener en cuenta para tu proyecto en caso de querer hacerlo tú, y cuestionar todo lo que huela a ahumado y a magia potagia.

Ahora, que si quieres que aplique mi conocimiento para escribir para ti sólo tienes que decírmelo.
Si quieres ver con qué textos podemos ir empezando, puedes hacerlo aquí.

Un saludo,
R.

PD: Podría decirse que esto es una píldora aplicable a la comunicación de tu negocio.