Al trabajo que desempeño se le empieza a llamar de muchas maneras: copywriting, UX copy, UX writing, neurocopywriting, o redactor a secas.

¿Qué es lo que las diferencia?

Mi trabajo es escribir con un objetivo, la conversión. Esa conversión puede significar aumentar la tasa de venta, de suscripción, subir la temperatura del cliente para acercarlo a la compra… En fin, todo aquello de lo que te hablo en cada uno de mis correos.

Un buen texto, mejora la experiencia del usuario, por eso lo relacionan con la UX.

La conexión que establece activa distintas regiones cerebrales según lo que provoque (entretenimiento, interés, diversión, miedo…), por eso hay quien le pone el prefijo neuro-.

Obviamente redacto los textos, pero un periodista entrenado para informar y al que le faltan nociones necesarias para convencer y no sabe nada de ventas, no puede hacer este trabajo.

Esto es como cuando alguien decide poner al sobrino a gestionar las redes sociales. No obtendrá los mismos resultados que un profesional.

Y el objetivo es mejorar la tasa de conversión y los ingresos. Que esto es un negocio, tanto para mí como para ti. Y a mí me interesa que ganes dinero después de haber trabajado conmigo. Porque así querrás que sigamos trabajando juntos, recomendarás mis servicios y yo ampliaré mi cartera. Es sencillo.

Por eso, si quieres que escriba textos que ayuden a cumplir el objetivo de tu proyecto, ponte en contacto conmigo.

Si quieres ver por qué textos podemos empezar, descúbrelo aquí.

Un saludo,
R.

PD: A mí me da igual cómo quieras llamar a mi labor. Lo que me importa es que me llames, clicando en el enlace de arriba.