Categorías
Inbloggernable

Lección de compromiso de mil grullas de origami

Hay un dicho japonés: “si doblas mil grullas de origami tus deseos se harán realidad”.

Pues claro.

Es que si tienes la perseverancia suficiente como para ponerte a doblar papelitos hasta conseguir mil veces la misma figura, la tendrás muchísimo más para algo que te interese de verdad.

Pero no nos desviemos del tema, que lo nuestro son los negocios online.

Verás, cuando propones un producto o un servicio a un potencial cliente, puede que no sea su momento de contratarte.

Puede que no se crea que lo que ofreces funciona, o al menos no en su caso. Puede que aún no sepa que lo necesita.
Puede que realmente no tenga dinero para invertir aunque tu servicio vaya a significar el empujón que necesita.

Da igual.

Por este tipo de clientes es tan importante la perseverancia.

Pero implica un compromiso.

Actualizar regularmente un blog con contenido interesante, no es fácil.
Escribir mails de vez en cuando para mantener el contacto con una audiencia, no es fácil.
En definitiva, crear valor de marca y mantener una reputación en internet, no es fácil.

Y quien diga que lo es, está vendiendo humo. Pero eso es otro tema.

Cuando te mantienes activo, y ese cliente que no necesitaba/quería/podía comprarte recurrirá a ti si ya te conoce y le has dejado un buen sabor de boca.

Por ejemplo, si me estás leyendo a mí es porque te proporciono cinco minutos de entretenimiento y de vez en cuando te aporto alguna reflexión que puede que no hayas tenido.

¿Qué consigo con eso?

Que me tengas en cuenta a la hora de buscar un redactor/copywriter para tu proyecto. Que veas día tras día cómo escribo. Que sepas que soy constante.

Cuando ese cliente cuyo momento no había llegado aún te necesite, que sepa que estás.
Y lo sabrá porque estás asiduamente: en tu red social, tu blog o en su bandeja de entrada.

Si quieres que escriba para ti los textos que te mantienen en la mente de su cliente, ponte en contacto conmigo.
Si antes prefieres ver por qué textos podemos empezar, puedes hacerlo aquí.

Un saludo,
R.

PD: Tu web es un elemento vivo y hay que alimentarlo. Hay varias maneras. Yo te propongo la mía.