Categorías
Inbloggernable

Técnica de copywriting de un asesino en serie

Ayer a la hora de la siesta estuve viendo una película sobre un tal Ted Bundy que fue un asesino en serie y hubo una cosa que me llamó poderosamente la atención.

Mira, yo no sé nada de este Ted Bundy, no me van los asesinos, así que no sé cuánto de verdad habrá en la película.

Pero hay una cosa que sin haber leído más o investigar acerca del tema me creo a pies juntillas.

Este señor, a pesar de estar encarcelado y metido en juicios y demás, no quería estar solo. Quería una señora que estuviera pendiente de él.

Y para que la señora se quedara con él, le dibujaba una imagen:

Imagínanos, a ti y a mí. En una casa a las afueras. Con jardín. El coche aparcado a la entrada y nuestro perro descansando en el porche. Tú y yo juntos en nuestra casa.

Entonces la señora se esforzaba en superar sus miedos y se quedaba.

Eso es la conversión.

Ella, que estaba a punto de tirar la toalla y desvincularse de él para siempre, cambiaba de opinión y se quedaba.
Había sido persuadida por una imagen.

En eso consiste el copywriting.

Si quieres que escriba para ti textos que dibujen una imagen en la mente de tu potencial cliente y ayuden a conseguir esa conversión ponte en contacto conmigo.

Si prefieres saber por qué textos podemos empezar, puede verlo aquí.

Un saludo,
R.

PD: Fíjate a partir de ahora, y verás cómo este recurso de “imagina que” es muy utilizado. Y lo es porque funciona.